Nuevo Edificio de Servicios Centro Italiano Venezolano - Roberto Puchetti

Nuevo Edificio de Servicios Centro Italiano Venezolano - Roberto Puchetti

Proyecto: Nuevo Edificio de Servicios Centro Italiano Venezolano
Arquitectura: Roberto Puchetti
Ubicación: Caracas, Venezuela
Equipo: Yesenia Di Sabatino, Fernando Blanco, Andrés Cova, Karina Rodriguez
Ingeniería: Manuel Ramírez, Roberto De Adessis, Ricardo Ortega
Fecha: 2011
Superficie construcción: 465 m2
Cliente: Centro Italiano Venezolano, A.C.
Contratista: Constructora Proyectos La Torre, C.A.
Fotografía: Roberto Puchetti

En abril de 2009 se hizo un llamado a concurso para el diseño del Nuevo Edificio de Servicios de una de las áreas deportivas del Centro Italiano Venezolano, A.C., con sede en Caracas. La necesidad de este nuevo edificio fue la destrucción total del que existía por un deslave de la montaña producto de las lluvias en noviembre de 2008. El programa se dividió en dos áreas, las destinadas únicamente para la comunidad deportiva en la planta baja y aquellas abiertas para el resto de los usuarios en la planta alta. Se promovió un espacio fresco a partir de la construcción de sombras y ventilación cruzada. Se valorizó el ahorro de recursos en los sistemas estructurales y en la recolección de aguas pluviales para su reutilización.

Nuevo Edificio de Servicios Centro Italiano Venezolano - Roberto Puchetti

El Lugar
Observando el entorno inmediato se pueden apreciar las construcciones del edificio sede y del resto de las edificaciones fundacionales, obra del arquitecto Antonio Pinzani. En las primeras construcciones se pueden ver unas delgadas cubiertas en concreto armado de doble curvatura (paraboloides hiperbólicos o HYPAR) que alojan bajo ellas espacios de funciones diversas como restaurantes, teatro, marquesinas de acceso, etc. Había una decidida intención de construir espacios ligados a su entorno con el uso de éstas conchas a modo de sombrillas.

El edificio sede, diseñado también por Pinzani pero 20 años después, es una obra que retoma los mismos preceptos. Una sola cubierta, ahora a una escala mayor, aloja bajo ella múltiples espacios fluidos y de distintas jerarquías. Evidencia su utilidad en profusas líneas oscuras y horizontales sobre su fachada: la construcción de sombras.

Nuevo Edificio de Servicios Centro Italiano Venezolano - Roberto Puchetti

Cuando la sombra propicia el volúmen
Se estimuló un proceso de diseño asumiendo los valores de sombra como apriorísticos. Si la obra pictórica de Reverón, al querer enfatizar la luz cegadora del Caribe, se presenta como un plano blanco a priori manchado con sombras alternadas, es posible pensar en una composición que, al querer enfatizar la sombra, se presente como un plano oscuro a priori manchado con luces alternadas.

En el proceso de diseño del Edificio para Servicios CIV, se partió por dibujar la sombra que se necesitaba a priori y posteriormente se levantaron los volúmenes y cubiertas que, se suponía, debía arrojar esa sombra. Es una propuesta de inversión en el proceso de diseño y composición de LUZ - SOMBRA en SOMBRA - LUZ.

El resultado fue una propuesta definida con una cubierta que ordena y domina la composición. Bajo ésta los volúmenes que alberga el programa enfatizando la fluidez entre los espacios. Las fachadas, producto de la experimentación arriba descrita, se tradujeron en un volumen regular hacia el Norte y una serie de volúmenes irregulares hacia el Sur. La cubierta, además de generadora de sombra, se presenta como expresión plástica al moldear su sofito con un facetado que marca distintas intensidades de sombras.

Nuevo Edificio de Servicios Centro Italiano Venezolano - Roberto Puchetti

La cubierta: Reductora de la temperatura interior y superficie recolectora de aguas
Se promovió en todo momento un bajo impacto ambiental y un ahorro de recursos en los sistemas estructurales y climáticos. Así por ejemplo se proyectó una estructura sumamente racional que disminuyó la construcción de 12 (doce) pilotes o pilares en 8 (ocho), dando como resultado un reducción del 30% (treinta por ciento) en la inversión de la infraestructura, así como también el diseño en forma de “arco acostado” del muro de contención del talud Sur, que trabaja como una estructura monolítica y responde de una forma más eficiente a las fuerzas de empujes horizontales de la montaña. Esta forma de “arco acostado” en el muro de contención permitió un ahorro del 25% (veinticinco por ciento) en la cantidad de hormigón y armadura.

También desde el punto de vista energético, se obtuvo un ahorro significativo de energía (22,5 KW x hora) al evitar el uso de aire acondicionado. Esto se pudo lograr al reducir la temperatura de los espacios interiores en 6 °C (seis grado celsius). Esta reducción de la temperatura se da al propiciar abundante sombra. En junio (mes más desfavorable) la edificación está bastante protegida de la radiación solar y en diciembre la sombra cubre todo el espacio en más de un 95%.

Nuevo Edificio de Servicios Centro Italiano Venezolano - Roberto Puchetti

Pero quizás el objetivo logrado más significativo está relacionado con la reutilización del agua proveniente de la lluvia. La forma de la cubierta resultó en la unión de cuatro cálices soportados, cada uno, por una columna y esta condición de embudo sirvió para canalizar, a través de cada columna, las aguas pluviales captadas por cada cáliz. Es posible recolectar grandes cantidades de agua con este sencillo sistema que se traduce en un ahorro de cientos de litros mensuales. Agua que se destina a limpieza de pisos, descarga de los excusados y riego de áreas verdes y canchas deportivas.

La imposibilidad en el uso de sistemas tecnológicos y sofisticados de controles ambientales debido al presupuesto con el que se contó, exigió el logro de estos objetivos a través de la arquitectura como única herramienta de control ambiental (orientación solar, ventilación natural, dimensiones y proporciones de los elementos).

Nuevo Edificio de Servicios Centro Italiano Venezolano - Roberto Puchetti

Comentarios

comentarios


Pin It on Pinterest

Share This