Ses Alzines - Javier Mantolán Seguí

Ses Alzines - Javier Mantolán Seguí

Proyecto: Ses Alzines
Arquitectura: Javier Mantolán Seguí
Ubicación: Es Marcadals, Menorca, España
Colaboradores: Lorenzo Seguí Triay
Arquitecto Técnico: Montserrat Jori Gomila
Contratista: Construcciones Fernández Nájera, S.L.U.
Fotografía: Javier Mantolán Seguí

Ses Alzines - Javier Mantolán Seguí

El Lugar:
El entorno físico es el característico de una urbanización residencial costera, un lugar desértico y sin servicios en invierno, y un agradable sitio donde pasar las vacaciones en verano, sin la saturación de las zonas excesivamente turísticas, con la cala de Biniancolla al otro lado del vial. Se trata de un solar con un desnivel importante hacia el noroeste, largo y estrecho, con la línea de 20m de la Zona Marítimo Terrestre inhabilitando media parcela, con el acceso desde el noroeste, desde abajo y con vistas hacia el acceso, hacia el sol de poniente.

Ses Alzines - Javier Mantolán Seguí

El Proyecto:
El programa del edificio a construir es el de una Vivienda Turística Vacacional de 8 plazas y categoría Excelente (tipología definida en una ley local), con supresión de barreras arquitectónicas para permitir el acceso a personas de movilidad reducida.

El edificio queda arrinconado por los deslindes en la parte alta del solar, alejándolo del acceso y dejando entre ambos una zona demasiado abrupta y pública para ser considerada y usada como jardín. Lo estrecho del solar dificulta la creación de un espacio exterior al Sur lo suficientemente grande para albergar la vida veraniega y la piscina, por lo que el edificio se dispone en forma de “u” arrinconándose contra las separaciones a tres metros de las medianeras norte y este, y la línea de 20 metros del deslinde marítimo-terrestre, y rodeando una suerte de “patio” bien orientado al Sur con la piscina encajada en el terreno.

Ses Alzines - Javier Mantolán Seguí

Esta primera decisión, unida a la necesidad de suprimir las barreras arquitectónicas, define una volumetría clara y contundente. La cornisa del edificio se encuentra deliberadamente a la misma altura en todo su desarrollo, a fin de evitar el festival de volúmenes, si bien los forjados de cubierta se encuentran a alturas distintas, en función del espacio que cubren, posibilitando la aparición de lucernarios en baños y cocina, una terraza-solárium, e intentando integrar los colectores solares.

El programa se ordena dentro del edificio en función de su situación, más o menos cerca de la calle (más o menos privado), y de su orientación. De este modo, nos encontramos una primera franja constituida por la cocina, comedor y sala de estar, formando un único espacio en dirección norte-sur, que finaliza en una terraza cubierta y una escalera para subir al solárium situado sobre la misma. Esta primera franja se abre hacia el oeste constituyendo la fachada principal del edificio, mediante una galería que filtra el sol de poniente a través de una celosía formada por listones de madera y selecciona los grados de privacidad y vistas mediante grandes persianas correderas formadas también por los mismos listones. Este filtro-diafragma dialoga con las puertas del garaje, de igual forma y material, y constituye la imagen formal del edificio, en relación directa, también, con el vecino sur (que proyecté y construí hace una década).

Ses Alzines - Javier Mantolán Seguí

La primera franja programática se abre también hacia el patio, privado y soleado, el cual constituye el corazón de la casa.

La segunda franja (la parte central de la “U”), perpendicular a la primera, se encuentra al norte, ocupada por el vestíbulo, la escalera que baja al garaje, dos baños y el lavadero, con un tendedero. El pasillo recorre el patio, como en los claustros, girando noventa grados en la tercera franja y dando acceso a los dormitorios, que miran al este mediante una ventana corrida a ras del terreno, el cual se encuentra más alto que la casa en este punto. De este modo se apropian del terreno cercano y quedan protegidos de las miradas indiscretas de los opulentos vecinos Al final del pasillo, como debe ser, el tercer baño, necesario para calificar a la casa de “excelente”.

Ses Alzines - Javier Mantolán Seguí

La piscina se sitúa al sur. Nace frente al patio y se escapa hacia el este debido a la falta de espacio, rozando la casa e incrustándose en el terreno, el cual la deforma ligeramente, otorgándole cierta vibración propia de la naturaleza domesticada.

NOTA: La ubicación geográfica de esta obra no es exacta y tan solo representa su localización en la macro escala. Si conoces la localizacion exacta, puedes colaborar con arquiTOUR y hacernosla llegar a través del formulario de contacto.

Comentarios

comentarios


Pin It on Pinterest

Share This