Harmonia 57 - Triptyque

Arquitectos: Triptyque - Greg Bousquet, Carolina Bueno, Guillaume Sibaud e Olivier Raffaelli
Ubicación: Sao Paulo, Brasil
Año: 2007-2008
Año de Construcción: 2008
Area del Sitio: 500 metros cuadrados
Area Construida: 1.060 metros cuadrados
Ingeniero Hidráulico: Guilherme Castanha
Paisajismo: Peter Webb
Estructura: Rika / Eng. Rioske Kanno
Fotografías: Nelson Kon
La oficina franco-brasilera de Arquitectura Triptyque ha construido recientemente el Harmonia 57, un edificio de oficinas bastante especial ubicado en las inmediaciones de un barrio al oeste de Sao Paulo, donde predominan la actividad artística y cultural.

El Harmonia 57 es un edificio que podríamos comparar con un organismo vivo en cuanto a su funcionamiento, ya que se compone de un interesante ciclo que permite la incorporación de una considerable capa vegetal en las superficies verticales del edificio.

Este ciclo, el cual permite mantener a la vegetación con vida en los muros consiste en un proceso con características sustentables, ya que empieza con una captación y reutilización de aguas lluvias para el regadío de la capa vegetal en los muros. El agua recolectada llega hasta las plantas a través de un sistema de tuberías que recorren perimetralmente el edificio y que van bombeandola hasta los muros desde los cuales empieza a crecer la vegetación.

Esta capa vegetal está depositada en las caras exteriores de los gruesos muros de hormigón que componen los 2 volúmenes principales del edificio. Para lograr esto, los arquitectos incorporaron una solución de diseño bastante singular, la cual consistió en hacer cavidades sobre la superficie de los muros a modo de poros desde donde crecen las plantas, que según las proyecciones de la oficina deberían crecer hasta cubrir el hormigón por completo.

Todo este mecanismo se hace evidente y Tryptique lo aprovecha como un recurso estético en la fachada, cobrando el aspecto de un cuerpo viviente en el cual estas cañerías se comportan como un conjunto de venas o vasos que irrigan e hidratan en torno a él.

A diferencia del aspecto poco trabajado del hormigón exterior, los espacios interiores buscan la iluminación y la continuidad en sus superficies. Por lo demás, los 2 grandes volúmenes de hormigón están conectados a través de pasarelas de acero abiertas que se abalconan hacia el primer piso donde se abre un pequeño patio común de reunión.

Via: Plataforma Arquitectura

Comentarios

comentarios


Pin It on Pinterest

Share This