Rehabilitación del Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Madrid - Díaz y Díaz Arquitectos + Naiara Montero

Rehabilitación del Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Madrid - Díaz y Díaz Arquitectos + Naiara Montero

Proyecto: Rehabilitación del Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Madrid
Arquitectura: Díaz y Díaz Arquitectos en colaboración con Naiara Montero
Ubicación: Madrid, España
Arquitectos: Lucas Díaz Sierra, Gustavo Díaz García, en colaboración con Naiara Montero
Supferficie: 4,200 m2
Fecha: 2007
Fotografía: Ángel Baltanás

Rehabilitación del Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Madrid - Díaz y Díaz Arquitectos + Naiara Montero

El espacio se estructura alrededor de un rotundo núcleo de comunicación vertical en el que se integran la escalera principal con su ascensor, la escalera secundaria y los dos patios centrales con sendos ascensores panorámicos. La escalera principal y su ascensor se conservan y restauran, de acuerdo con el Plan Especial, manteniendo cerrajerías, carpinterías, huecos a patios, etc. Además, tanto la escalera como ascensor se prolongan para dar servicio a la planta cuarta. La escalera secundaria se libera de su montacargas, dejando el ojo abierto en altura, y se caracteriza como protegida; caso de ser necesario, podría caracterizarse como especialmente protegida, convirtiendo el espacio al que abre en cada planta en vestíbulo de independencia. Lo más relevante de la intervención es la instalación de los dos ascensores panorámicos y la conversión de los dos patios en elementos centrales de la organización espacial (y visual) del edificio. La apertura “hacia atrás” de los ascensores permite crear un nuevo vestíbulo por planta que racionaliza y unifica el sistema circulatorio.

Rehabilitación del Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Madrid - Díaz y Díaz Arquitectos + Naiara Montero

La circulación horizontal por planta tipo adopta un esquema “circular” que se conforma como un espacio longitudinal de relación que discurre por el centro del edificio,  paralelo a fachadas y medianerías, estableciendo una separación entre el núcleo de patios y los espacios diáfanos destinados a los distintos departamentos.

En los muros de carga se realiza una reordenación de huecos para conseguir ritmos uniformes entre machones y vanos, aumentando la luz de estos últimos para lograr mayor transparencia entre circulaciones y oficinas. Esta operación se hace con la prudencia suficiente para que sea viable, tanto desde el punto de vista estructural, como del normativo, que la norma permite expresamente.

Los espacios diáfanos de oficina se distribuirán preferentemente como zonas abiertas en “oficina paisaje”, utilizando para las subdivisiones un sistema de mamparas en donde el vidrio y la transparencia sean los protagonistas.

Rehabilitación del Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Madrid - Díaz y Díaz Arquitectos + Naiara Montero

La planta sótano se destina a instalaciones, archivos y al servicio de gestión documental, dado que ahora cuenta con ventilación natural a través del patio que antes estaba ocupado por la escalera. La comunicación directa con el servicio de visado de planta baja se realiza por una escalera de desarrollo recto que sustituye a la existente. En su mismo ámbito, se mantiene el área destinada a vending, conectada con los aseos. Esta zona queda conectada con el nuevo vestíbulo de ascensores, a donde baja uno de ellos.

La planta baja mantiene los usos existentes. El acceso principal se realiza desde la calle, evitando que el tráfico principal se realice por el portal y resolviendo de paso un problema de accesibilidad. Frente al acceso arranca la escalera de desarrollo recto que comunica directamente con la entreplanta, con vistas al patio. Junto a ella, un área de espera. En la misma zona que están ahora, se sitúan los puestos de atención al colegiado – servicio de visado, y tras ellos los despachos de control de tramitación. Se mantiene la caja en el mismo lugar que ocupa actualmente. El espacio de planta baja se abre al nuevo vestíbulo de ascensores, integrándose de esta manera en el sistema circulatorio general. Este vestíbulo también es accesible a través del portal, desde la escalera principal, y a él también dan los aseos. La planta baja mejora su ventilación natural al contar ahora con el patio trasero.

Rehabilitación del Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Madrid - Díaz y Díaz Arquitectos + Naiara Montero

La entreplanta mantiene lo esencial de su configuración actual, pero ahora se abre también el nuevo vestíbulo de ascensores. También en esta planta es accesible el vestíbulo desde la escalera principal, y tiene la misma dotación de aseos que el resto. En esta planta se disponen los puestos se atención al colegiado, bolsa de trabajo y seguros, con una zona de espera abierta a la escalera y al patio. Tras los puestos, una zona de despachos para asesorías y responsable del SAC. La entreplanta queda abierta sobre la planta baja, y también se beneficia de ventilación natural suplementaria a través del patio.

La planta primera muestra en toda su rotundidad el esquema distributivo propuesto. Se destina a gerencia, comunicación y protocolo, a medios de gestión, contabilidad y sistemas de información, y a asesorías. Las zonas interiores, abiertas a los patios centrales se destinan a sala de reuniones, zona de ocio y al centro de proceso de datos, que se coloca frente a la oficina de sistemas de información. Esta planta, si bien se ocupa con el mobiliario propuesto, queda con holgura de espacio suficiente para admitir un aumento razonable de puestos de trabajo en el futuro, sin que se resienta el concepto de la distribución.

Rehabilitación del Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Madrid - Díaz y Díaz Arquitectos + Naiara Montero

La planta segunda es la de representación institucional. Alberga, pues, los despachos para la Junta de Gobierno, con su sala de juntas. También se sitúa aquí un despacho para la comisión de recursos y un pequeño oficio. Un área abierta y diáfana para secretarias sirve también de zona de espera y respeto. El resto se completa con el salón de actos, que ocupa la misma zona que en la actualidad, pero modifica sustancialmente su diseño y disposición. Se propone una planta en hemiciclo, más adecuada para su uso como “aula magna”. En efecto, esta tipología proporciona una mejor distribución del público respecto al estrado, da más proximidad a más butacas y, además, permite verse unos a otros a los asistentes al acto. Esto supone una gran ventaja para las sesiones en que hay intervenciones con turnos de ruegos y preguntas, etc. En definitiva da mayor prestancia a los actos y mayor confort a los asistentes. Así, la entrada al salón de actos se hace desde el espacio de circulación general con acceso desde la parte de atrás de las butacas, lo que evita interferencias de las entradas y salidas con el acto que se esté celebrando. Un pasillo paralelo a fachada comunica de forma privada la sala de juntas de la Junta de Gobierno con el espacio tras el estrado, permitiendo el acceso directo al mismo sin pasar por el patio de butacas. Desde ese pasillo se accede también a una sala de reunión de trabajo para conferenciantes. El espacio tras el estrado permite también el paso a los aseos propios del salón de actos, que se redistribuyen con una mayor funcionalidad. El salón se completa con dos cabinas, situadas en el lugar correcto, una para control de sonido y proyecciones, y otra para traducción simultánea. Los tres pilares que en la actualidad cruzan por el medio del salón de actos deben desaparecer; para ello, se ejecutará un apeo de la estructura de las plantas superiores, consistente en elementos horizontales de perfiles metálicos de 10,50 m de luz. Estos elementos podrán ser vigas de canto ocultas en falso techo, o celosías trianguladas intercaladas en la altura libre de la planta tercera. Esta segunda solución es viable con la distribución propuesta para esta planta.

Rehabilitación del Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Madrid - Díaz y Díaz Arquitectos + Naiara Montero

La planta tercera se destina a la Escuela de Edificación, con la misma rotundidad de esquema distributivo que la planta primera. Las alas a fachada se destinan a cinco aulas para 18, 42, 22, 42 y 28 aproximadamente, por lo que puede estimarse un aforo total de unos 152 alumnos. En todo caso, el espacio obtenido es totalmente versátil, por lo que admite otras distribuciones que se estimen oportunas. Los espacios interiores que dan a los patios se ocupan con la oficina administrativa de la escuela (semiabierta) y con una sala polivalente de ocio próxima al oficio. La planta lleva su correspondiente dotación de aseos, situándose también aquí el de minusválidos.

En la planta cuarta se suprime la tabiquería superflua para obtener espacios diáfanos. El ala izquierda se destina a biblioteca y la derecha, a departamento de formación. El resto de la planta queda disponible, siendo idóneo, por su situación junto a la terraza, su luminosidad, etc, para su uso como sala multifuncional para actividades culturales, etc. Caso de ser necesario, también se podrá ocupar para servicios colegiales.

Rehabilitación del Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Madrid - Díaz y Díaz Arquitectos + Naiara Montero

Es decir, la solución propuesta tiene el grado de esponjamiento suficiente para admitir sin traumas futuras ampliaciones del COAATM. En los espacios bajo cubierta se colocarán las unidades exteriores de los equipos de climatización, que serán equipos partidos tipo VRV.

Comentarios

comentarios

Dany Simon

Dany Estudia arquitectura en la Universidad Iberoamericana, forma parte de arquiNETWORK desde el 2011.


Pin It on Pinterest

Share This