Casa Gallarda - jfgs

Casa Gallarda - jfgs

Proyecto: Casa Gallarda
Arquitectura: jfgs
José Francisco García-Sánchez
Ubicación: Almería, España
Área: 215 m2
Año: 2014
Fotografía: Cortesía jfgs - José Francisco García-Sánchez

Casa Gallarda - jfgs

3 Casas.
La Casa Gallarda, es una casa de vacaciones que, previsiblemente, termine convirtiéndose en la vivienda habitual de una pareja joven abierta a cierta vida social exterior. Se trata de una casa de amplias dimensiones en su zona más pública —estar y comedor— y vinculada siempre al exterior: tanto a la parcela aterrazada —donde se plantarán pinos— como a la plataforma de la piscina. Por tanto, se propone una vida de actos sencillos, sin renunciar al placer de lo cotidiano: regar unas plantas, sentarse a leer debajo de un árbol, tumbarse bajo la sombra del porche o zambullirse en el agua bajo la canícula. La Arquitectura mediterránea siempre fue ese bastidor blanco y sencillo —a veces invisible— donde el hombre se entrega a la felicidad casi sin darse cuenta.

Casa Gallarda - jfgs

La Casa Gallarda son tres casas:

  • C1. La Casa Transparente. Es de vidrio y está a la sombra. Es el lugar para estar. Se vive participando del paisaje y del mar. Se cocina y se come. Esta casa se prolonga hasta la plataforma de la piscina; también hacia el jardín. La casa se prolonga hasta el mar.
  • C2. La Casa Madriguera. Es una casa de servicio. Es de hormigón y pertenece a la Tierra. Está enterrada y, literalmente, es un muro de contención del desnivel.
  • C3. La Casa Blanca. Es de cal, opaca y aérea. Está cerca del cielo: allí sólo se duerme y se sueña.

Casa Gallarda - jfgs

Paisaje.
No hay duda: el paisaje es más intenso, cuando entre nosotros y él se interpone un objeto. Tanto la obra de Richard Long como el dibujo de Mies Van der Rohe para la Casa Resor inciden sobre esa idea. La Casa Gallarda no renuncia de la estructura. La muestra sincera; de la misma forma que lo hicieron los constructores del Templo Nike en la Acrópolis o Luigi Figini en su casa italiana: en ambos casos presentaron la columna como un éxito.

Casa Gallarda - jfgs

Desnivel.
La Casa Gallarda se sitúa en lo alto de la parcela, allí donde las vistas al Mar Mediterráneo, al pueblo de Las Negras y al Cerro Negro son más nítidas. Así, el volumen de la casa se orienta, por un lado buscando las mejores vistas; y por otro, acomodándose —en su lado mayor— a la topografía. La Casa Gallarda da una respuesta austera, eficaz y definitiva al «sitio»; así como a los condicionantes programáticos del cliente.

Casa Gallarda - jfgs

Bajo Tierra.
La casa es heredera de una cierta tradición de casas mediterráneas: volúmenes encalados de color blanco, cuyas ventanas —bien por su reducido tamaño o por su retranqueo— se protegen de la irradiación directa del sol, evitando el molesto efecto invernadero que se produce cuando éste incide en las superficies acristaladas. La tradición mediterránea, exige de casas semi-enterradas, por tanto, frescas.

Comentarios

comentarios

Dany Simon

Dany Estudia arquitectura en la Universidad Iberoamericana, forma parte de arquiNETWORK desde el 2011.


Pin It on Pinterest

Share This